Se lanzó la campaña “Renta Básica Incondicional… ¡y que trabajen las maquinas!”

El pasado 10 de enero de 2020, Humanistas por la Renta Básica Universal (HRBU) presentó la campaña “Renta Básica Universal e Incondicional… ¡y que trabajen las máquinas!”, preparatoria de la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) por una Renta Básica Incondicional, que se desarrollará a partir de mayo en toda Europa.

 

Al acto, que se realizó en el Centro Sociocultural Lavapiés, asistieron unas 100 personas de todo Madrid e incluso algún extranjero. Primero se proyectó un vídeo con un mensaje de las máquinas a los humanos, luego se dio contexto de la campaña y de la ICE, más tarde se volvió a proyectar otro vídeo sobre la automatización y la necesidad de que la riqueza que trae aparejada beneficie a todas las personas, para finalmente realizarse una dinámica llamada “Café del Mundo”, donde los concurrentes intercambiaron unos con otros acerca de unas pocas preguntas que se formularon, sobre el futuro del trabajo y los sueños de cada uno en caso de tener las necesidades económicas cubiertas por una renta básica universal e incondicional (RBUI)

 

El objetivo de la campaña “RBUI… ¡y que trabajen las máquinas!” es hacer ver que la vieja equivalencia empleo=subsistencia ya no funciona, porque el avance del capitalismo cada vez necesita menos del factor trabajo humano para la creación de riqueza, debido al rápido avance de la tecnología. Para evitar el aumento exponencial de la pobreza y la desigualdad que esta tendencia mundial causará, en estos momentos de la historia se necesitan nuevas alternativas económicas que no descarten al ser humano, o que le permitan vivir dignamente aunque no disponga de un empleo productivo. Por ello, esta campaña está directamente relacionada con la necesidad de implantación de una renta básica universal e incondicional.

 

Otro objetivo de esta campaña es cuestionar la centralidad del trabajo-empleo en la vida de los seres humanos. Los y las integrantes de HRBU no creemos que el empleo dé sentido a la vida humana. Es más, pensamos que las máquinas pueden sustituir al hombre en multitud de tareas agotadoras, repetitivas, inhumanas, puestas al servicio de la maquinaria consumista y explotadora de este sistema económico monstruoso. La gente debe dedicar el tiempo de su vida —la única oportunidad de que dispone— a tareas mucho más gratificantes que den sentido a la misma. Es preciso que encontremos el propósito de nuestra vida, nuestra vocación, en otras palabras. Porque es desde el desarrollo de la propia vocación como podemos aportar más a la sociedad y, en definitiva, como nos vamos a sentir más realizados, más felices.

 

Esto último sólo es posible si las personas disponen de las condiciones materiales y existenciales necesarias para ello, gracias, por ejemplo, a una seguridad económica que nos proporcione la suficiente tranquilidad como para plantearnos en qué condiciones queremos vivir. La recepción de una RBUI haría esto posible indudablemente.

 

Esta campaña busca también ser un torpedo en la línea de flotación de este sistema, porque puede servir para desestabilizar el armado de creencias básicas que sostiene y justifica el deshumanizado paradigma actual. Además, es una campaña que rema a favor de la evolución del ser humano, en pro de la transformación de éste en un ser libre, coherente y solidario con los otros seres humanos.

 

“RBUI… ¡Y que trabajen las máquinas!” servirá como precampaña de la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) por una Renta Básica Incondicional, en la que participarán activamente Humanistas por la Renta Básica Universal, una vez que la Comisión Europea la acepte a trámite, algo que se supone no será una dificultad.

 

De ser así, los defensores de la renta básica incondicional en Europa tendrán un año a partir de mayo para recoger 1 millón de firmas, lo que permitirá que se debata acerca de la necesidad de una RBUI, tanto en el Parlamento Europeo como en la calle.

 

Si necesitas más información, escríbenos a través de la opción “contacto” de esta web

Deja un comentario