Reunión de UBIE (red europea de Renta Básica Universal) en Berlín, del 21 al 24 de marzo de 2019

Entre los días 21 y 24 de marzo de 2019, tuvo lugar una reunión larga de UBIE (red europea de Renta Básica Universal) en Berlín, para, entre otras cosas, revisar la estrategia de la red en relación a las próximas elecciones europeas, elegir el nuevo equipo directivo y decidir si lanzar una ICE (Iniciativa Ciudadana Europea, consistente en recoger 1 millón de firmas en, mínimo, 7 países europeos) sobre renta básica y qué tipo de renta básica incluir en ella.

El jueves 21 se pasaron revista a los principales experimentos-piloto sobre renta básica universal (RBU) llevados adelante en diferentes partes del mundo. El viernes 22 fueron las prioridades de UBIE las que pasaron a ser revisadas. Y el viernes 23 tuvo lugar la Asamblea General de la red, en la que se eligió a un nuevo equipo directivo y se discutió sobre si llevar adelante una ICE y qué tipo de RBU incluir en ella. Aunque en reuniones anteriores hubo partidarios de incluir en la campaña europea a un «Eurodividendo» (ingreso incondicional otorgado por la Unión Europea a cada ciudadano europeo, de un valor de unos 200 €), una RBU sólo para niños o una RBU agraria, en esta asamblea parece que hubo acuerdo en ir a por una RBU con sus 4 características distintivas: universal (para todos, sin distinción), incondicional (no hace falta cumplir ningún requisito), individual (se da a cada persona, no a unidades familiares o de convivencia) y suficiente (por encima del umbral de la pobreza).

El último día, el domingo 24, se formaron dos grupos: uno para estudiar la estrategia a llevar con respecto a la RBU en las próximas elecciones europeas; y otro para planificar la futura ICE. En este último, se acordó terminar de redactar la propuesta y el anexo a presentar en lo que queda de año, además de ir armando los equipos nacionales y recolectando los fondos necesarios, para someterla a la evaluación de la Comisión Europea en enero del año próximo. Si ésta diera el visto bueno, la campaña comenzaría, como muy tarde, en junio de 2020 y se extendería hasta junio de 2021.

Consideramos que una ICE es una ocasión magnífica para poner el tema de la RBU en primer plano de actualidad, con las consecuencias que esto puede traer para sensibilizar a la opinión pública sobre la urgente necesidad de instaurarla en todos los estados miembros de la UE. Porque, aparte de que la RBU es la mejor respuesta a la automatización que se nos viene encima, con la pérdida masiva de puestos de trabajo que va a conllevar, aparte de esto, la RBU es una gran medida de redistribución de la riqueza, desde los más ricos a los más pobres, y la mejor herramienta para acabar con la pobreza, sin olvidarse de que también permitirá una vida digna y con más libertad a todas las personas.

Hacemos un llamamiento desde aquí a quienes deseen apoyar a la difusión de la RBU, para que se sumen activamente a esta Iniciativa Ciudadana Europea sobre renta básica incondicional.

Deja un comentario